termitas

¿Por que eliminarlas?

A nivel ecológico en la naturaleza son animales beneficiosos al transformar material orgánico a formas más simples  que asimilaran las plantas. Forman parte de un sistema integrado y en equilibrio con otras especies.

Para nosotros son perjudiciales porque atacan a componentes de las estructuras de madera produciendo grandes disminuciones de su resistencia y sus propiedades. Esto se traduce en problemas estructurales y económicos.

Hay que combatirlas a los primeros síntomas porque su capacidad de expansión y voracidad son muy grandes.

¿Tengo termitas o carcoma ?

Para identificar a presencia de las termitas basta en prestar atención los daños que causan sobre todo a la madera. Los lugares atacados suelen ser marcos de ventanas o puertas, rodapiés, armarios o tocones de madera.

  • Agujeros de salida en la superficie de la madera.
  • Presencia de serrín en los agujeros de salida.
  • Galerías o túneles construidos en la superficie o cerca.
  • Presencia de varios individuos alados en los meses de primavera-verano volando a la vez.
  • Presencia de larvas o pupas en el interior de la madera.
  • Ruidos característicos mientras roen la madera.
  • Hundimientos de alguna zona de la superficie exterior de madera. Al golpear la superficie sonará un ruido “hueco”.

Las termitas.

Las termitas

Las termitas son organismos xilófagos, es decir, se alimentan de los componentes de madera. Para digerir esta materia cuentan con enzimas específicas o establecen simbiosis con microorganismos (protozoos) presentes en su aparato digestivo.

Son organismos que viven agrupados en comunidades o nidos, son insectos sociales como las hormigas, avispas o abejas.

Las termitas tienen un enemigo por excelencia, las hormigas. Las hormigas son depredadoras de termitas subterráneas.

En términos generales tienen una longitud entre los 2 y 20 mm, las alas distintas en función de su casta, la cabeza es pequeña excepto los soldados que la tienen más ancha y larga, presentan un aparato bucal del tipo masticador y su cuerpo o pronoto tiene forma de escudo aplanado.

También presentan un abdomen con 10 segmentos visibles.

LAS COLONIAS

En un termitero se encuentran huevos, larvas y castas, cada “casta” realiza una serie de funciones específicas y son: obreras, reproductoras, soldados o ninfas.

  •  Obreras: son el 80 % de la colonia y se encargan de mantenimiento, ampliar el termitero, buscar nuevas fuentes de alimento e incluso cuidar de otras castas.
  • Soldado: su misión es proteger la colonia.
  • Reproductores primarios: primeros en empezar a formar la colonia, continuamente generan nuevos individuos.
  • Reproductores secundarios: generan individuos a partir del segundo años de la colonia, incrementan la población.
  • Ninfas: serán los nuevos reproductores de ambos sexos.

Necesitan agua y celulosa de modo que la dinámica del nido será construir galerías en busca de dichas necesidades. Los termiteros tendrán típicamente una forma radial, por aquí transportan la comida y se esconden de la luz.

El Ciclo vital

Los futuros reyes y reinas alzan el vuelo en enjambre desde una colonia madura durante la primavera y verano, cuando las condiciones climatológicas son las más favorables. Después de emparejarse buscan un agujero (cámara nupcial) donde empezar a poner huevos y crear la nueva colonia. Las primeras ninfas serán alimentadas por la reina, estas ninfas evolucionan a obreras y las obreras empezarán a formar el nuevo termitero a la vez que alimentarán a los nuevos individuos y a los reyes.

Cuando hay suficientes obreras aparecen los soldados, la reina dilata su abdomen y comienza su máximo de producción de huevos. Llega a poner 30000 huevos por día

Mediante las feromonas que desprenden la pareja real se van formando las distintas castas, estas feromonas llegan a toda la colonia gracias a la trofalaxia. Otra importancia de la trofalaxia es la de transmitir los protozoos que hacen posible digerir la celulosa

Hay colonias de especies que varían desde 500 individuos a otras que fácilmente llegan 500 millones de individuos.

Especies en España.

En el ambiente humano son 5 especies las que causan problemas. De la familia Kalotermitidae son dos especies de la madera seca y otras dos especies de la familia Rhinotermitidae, estas son las denominadas termes subterráneas.

Kalotemitidae (Termitas de la madera seca)

Cryptotermes brevis: fue introducida en España a través de mercancías a su paso por las Islas Canarias. Son de pequeño tamaño y no forman colonias de más de 300 individuos pero pueden causar graves daños en maderas secas de mobiliarios ya que son muy voraces.

Kalotermes flavicollis: suele encontrarse en las regiones mediterráneas con mayor humedad. Forman colonias de entre 1000 y 1500 individuos y durante las estaciones frías la colonia sufre un aletergamiento de su ciclo vital. Suele atacar a maderas de árboles vivos o muertos y siente predilección por los tejidos enfermos o muertos.

Rhinotermitidae (Termitas Subterráneas)

Reticulitermes grassei: esta especie es autóctona de Andalucía aunque actualmente se expande hasta el sur de Francia. El número de individuos ronda los varios cientos de miles y la invasión de otra colonia significará una lucha a muerte por su control.

∙ Reticulitermes banyulensis: la encontramos desde el sur de Francia hasta el sur de la península ibérica. Son colonias con varios millones de individuos y cuando atacan una vivienda lo hacen de un modo muy agresivo y voraz.

∙ Reticulitermes santonensis: se llama así a la especie originaria de USA y Canadá (Reticulitermes flavipes) que tras llevar un largo periodo en nuestro territorio ha adquirido nuevos hábitos de vida, considerándose una nueva especie. Forman colonias muy grandes, de millones de individuos, y tienen la característica de que la invasión de otra colonia no significa la guerra entre ambas. De este modo al unirse colonias de millones forman macrocolonias de miles de millones controlando grandes extensiones de correo.

Medidas de control.

Medidas de control

Estas medias van encaminadas a alterar el hábitat o las condiciones del medio que favorecen la presencia de las termitas y en consecuencia el riesgo de colonización.

Medidas en interiores:

  • Ventilar plantas bajas o sótanos
  • No dejar la muebles de madera sin transpiración
  • Separar del suelo elementos de madera que no se usen.
  • Impermeabilizar balcones y terrazas.
  • Mantenimiento de conducciones de agua, que no tengan pérdidas.

Medidas en exteriores:

  • Eliminar fuentes continuas de humedad
  • Colocar rejillas de ventilación en las bases de los muros.
  • Tener muros de y vigas de madera ventiladas.
  • No taponar ventilaciones o ventanas de sótanos.
  • Impermeabilizar fachadas.
  • Reparar canalones y tejas
  • Eliminar acumulaciones celulósicas (leña, tocones, cartones)

¿Tengo termitas u hormigas?

Tres métodos sencillos para distinguir entre hormiga y termita.

CINTURA: Las termitas tienen una cintura ancha y fuerte. Las hormigas tiene una cintura muy delgada que une el abdomen y el tórax.

ALAS: Las termitas tienen todas sus alas iguales. Las hormigas sin embargo tienen las alas delanteras más grandes y largas que las alas traseras.

ANTENAS: En las termitas son antenas rectas, las hormigas tienen las antenas curvas (antenas acodadas)

        TERMITAS HORMIGAS
ANTENAS Rectas Curvadas
OJOS No Si
ALAS Dos pares de alas iguales Pares iguales dos a dos
CINTURA Ancha Estrecha

Metodología.

Metodología – Termitas

Una condición indispensable para poder prevenir estos problemas o para efectuar propuestas de control efectivas, es la identificación de las zonas de máximo riesgo o de las zonas ya afectadas por las termitas, y de su grado de problemática.

En este sentido, nuestros técnicos cuentan con una alta cualificación y experiencia, además de los más modernos sistemas de inspección (medidores de humedad, amplificadores de sonido, resistómetros, etc).

Una vez evaluadas las características específicas del daño detectado, se podrá recomendar el tratamiento adecuado: instalación de barreras físicas, tratamientos perímetrales con termícidas, inyección de insecticidas, uso de lasures, barnices especiales, tratamientos preventivos, etc.

Todo ello para ofrecerles un servicio total que incluya una diagnosis acertada, una propuesta de control adecuada, el estudio del estado de los estructuras (madera, suelos, paredes, etc), y el seguimiento de las actuaciones efectuadas.