¿Como podemos evitar tener moscas en nuestras cocinas y restaurantes?

moscas

Es bastante habitual encontrarnos en hostelería presencias puntuales de pequeñas moscas que en muchas ocasiones los propietarios del restaurante no saben de dónde salen y como acabar con ellas.

Son conocidas como moscas del vinagre o de la fruta su  nombre o apodo le viene dado por su pequeño tamaño y sus hábitos alimenticios. El nombre de vinagre viene a partir de que se desarrollan en los líquidos ácidos que quedan en las latas de fruta mal cerradas.

Los adultos miden entorno los 3- 4 mm incluidas las alas, presentan colores marrones, beiges y hacia tonos marrones negruzcos. Sus ojos son típicamente rojo brillante y tiene un bandeado característico en el abdomen.

La hembra se este género de insectos deposita cerca de 500 huevos en superficies de alimentos en descomposición , en la tapa de contenedores mal sellados, etc . La larva que eclosiona a las 30 horas se alimentará de levaduras que se desarrollan sobre partículas o líquidos ácidos y en fermentación, incluso serán atraídas por restos de excrementos. La larva se hace una pupa cerca de alimento y eclosiona el adulto a los 5-6 días; estará preparado para aparearse a los 2 días.

Su ciclo completo a 29 º C es de 8 a 10 días, de este modo pueden extenderse rápidamente por un amplio espacio.

Los adultos de esta especie  pueden verse atraídos desde fruta en superficies, fruta fuera de un contenedor, trapos o fregonas con restos de comida, grietas con alimento incrustado o restos orgánicos fecales. De este modo los restaurantes son instalaciones de riesgo frente a su proliferación.  En concreto los almacenes de comida y las cocinas son los focos más peligrosos.

En el almacén: Deberá cuidarse mucho de la higiene y  limpieza de la sala. Se deberán mover y revisar materiales viajes y realizar una inspección también de los embalajes y productos nuevos recibidos. También deberá tener una buena ventilación.

Se recomienda sellar hendiduras o grietas observadas en paredes y almacenar los productos separados del suelo y de las paredes.

Es esencial que las salas del restaurante y en especial la cocina  queden perfectamente limpias de restos de alimentos después del servicio diario. Los alimentos típicamente infestados son tomate, bananas, uvas, etc. La acumulación de restos en pequeñas grietas, rendijas entre azulejos, sumideros poco utilizados, etc., serian las condiciones perfectas para el desarrollo de estos molestos animales. La higiene es la clave. Especial atención a los posibles fallos de drenaje o atascos  en tuberías así como encharcamientos  por fugas detrás de las cámaras, etc.

Ya esta comentada la importancia de eliminar el alimento larval, para las mocas adultas se recomiendan otras medidas.

Destaquemos como imprescindible la instalación de insectocaptores que atrapan los voladores siempre que estén bien instalados y mantenidos pues por ejemplo la lámpara ultravioleta deberá cambiarse cada año

Cabe destacar que las moscas no pican o muerden, pero su presencia es incomoda y repulsiva. ¿A quién le gusta ver moscas mientras come? ¿Qué imagen de limpieza y salubridad dará el restaurante si aparecen moscas entorno a un comensal?

No dude en contar con el servicio profesional de su empresa de control de plagas, más de 20 años de experiencia nos avalan.