desratización

Desratización

Los roedores comprenden la tercera parte de los mamíferos existentes e incluyen entre sus especies varias de las plagas más graves para el hombre.

Las razones principales por las que los roedores suponen una amenaza para el hombre son: su capacidad para vivir en distintos hábitats, su gran número de descendientes por pareja y año y sus hábitos omnívoros de alimentación.

Por desgracia incluso nuestras mejores instalaciones tienen sus puntos débiles por donde los roedores se pueden introducir al interior, ya que pueden trepar por diferentes tipos de materiales para conseguir introducirse e incluso construir galerías hasta acceder a sótanos, almacenes o habitaciones en las que no son fáciles de detectar.

  • Su extremado olfato es capaz de detectar el alimento o lugar de animación a mucha distancia.
  • Gracias a sus ojos bien desarrollados, con la vista pueden visualizar formas y detectar el movimiento.
  • El tacto lo tienen muy desarrollado. Sus bigotes tienes mucha sensibilidad y los utilizan para guiarse en los recorridos incluso en la oscuridad.
  • Tiene un oído muy sensible y bien desarrollado.

Plaga de roedores problema económico y de la salud.

La Organización para la Alimentación y la Agricultura ( FAO ) estima que los roedores provocan la pérdida anual del 5 % de las cosechas de todo el mundo. Son animales destructivos a la hora de alimentarse, consumen el alimento que necesitan pero además, provocan daños secundarios al roer el resto del alimento o contaminarlo con sus heces, orina o patas; de este modo son una de las plagas con mayor potencial de causar graves daños económicos.

  • Destruyen alimentos almacenados y cosechas.
  • Contaminan lo alimentos con sus pelos y excrementos.
  • Derrame y contaminación de los productos envasados.
  • Graves daños en instalaciones eléctricas y conducciones.

Desde el punto de vista de la salud las ratas y ratones han sido siempre responsables de la transmisión de enfermedades a las personas y a los animales domésticos. Con la medicina y tecnología actual el peligro de las enfermedades transmitidas por los roedores no es tan elevada como antes, sin embargo, no debe descuidarse su control puesto que está demostrado su papel como vector  de enfermedades.

Las enfermedades que transmiten las ratas  más importantes actualmente son:

  • Peste Negra o Peste bubónica: la origina una bacteria ( Yersinia pestis ) presente en las pulgas y ácaros del pelo de las ratas.
  • Tifus murino: lo producen organismos de tipo rickettsial cuando la pulga infectada muerde o deposita las heces.
  • Erupción rickettsial: provocada por rickettsias que infectan los ácaros de los roedores.
  • Samonelosis: esta bacteria se encuentra en letrinas, fosas sépticas, alcantarillas; debido al tránsito de las ratas y ratones por estas áreas la incorporan a su organismo y posteriormente la dispersan  a través de las heces depositadas en el hogar o negocio.
  • Enfermedad de Weils o Leptospirosis : la culpable es una bacteria del género Leptospira. Puede transmitirse a perros o al ganado o a nosotros. Se difunde a través de la orina de los roedores en contacto con el agua o alimento.
  • Fiebre por mordida de rata: síntomas similares a la gripe, es inducida por la bacteria Streptobacillus moniformis  que habita en la saliva de los roedores.

En contra de la creencia popular, las ratas y ratones NO transmiten la rabia en España. Pero la desratización es un bien necesario.

Identificación de la plaga de roedores en vivienda o negocio.

Presencia de roedores vivos o muertos: prueba evidente de la infestación del lugar, cuando el nivel es muy alto pueden verse incluso en horas de luz.

Los ruidos: ocasionados al roer la comida o materiales y al andar  en paredes o techos confirman su presencia y también dan pistas sobre su localización.

Presencia de heces: es una de los mejores indicadores de una plaga de ratones o ratas. Las deyecciones frescas son blandas y con las horas se vuelven duras. Retirar las  deyecciones duras y observar aparición de nuevos excrementos  confirma el tránsito de estos animales en la zona ya que las zonas de madriguera las mantienen limpias de desechos.

Las huellas: estos animales utilizan rutas repetitivas en su vida cotidiana, de este modo dejan marcadas sus patas sobre las superficies con polvo. También pueden observarse manchas oscuras del roce de su piel grasienta con la pared o marcas de su cola.

Manchas de orín: aparecen en las vías de escape y en lugares que frecuentan.

Olores: son detectables cuando hay una gran infestación. Pueden tener una intensidad muy fuerte y permanecer en el ambiente días después de eliminar la plaga.

Mordisqueo de materiales: señal inequívoca de roedores en mi entorno. Roen superficies, pequeñas piezas y esquinas. Cuanto más antiguo sea el mordisqueo más forma redondeada tendrá el material.

Las madrigueras: son agujeros fáciles de identificar en muros, cimientos, debajo de desechos o en la maleza. Se puede colocar un trozo de papel en la entrada y revisar al día siguiente si sigue ahí, de este modo confirmaremos la presencia o ausencia de roedores en la madriguera.

Salidas de escape: evidencian la plaga de roedores ya que son sitios de tránsito entre el alimento y la madriguera. En los interiores serán orificios libres de suciedad o polvo.

¿Como accedenlos roedores al interior de mi casa o negocio?

Acceso: Los roedores pueden acceder a sus instalaciones a través de diversas vías: por lo general y en función de la especie, lo harán por su propio “pié” siguiendo las conexiones con el suelo y subsuelo y por cualquier conexión de sus instalaciones con el exterior (puertas, ventanas, huecos en paredes).

Las ratas viven en las alcantarillas y aprovechando cualquier acceso abierto generalmente por deficiencias de construcción, entran en nuestros edificios

Refugios ideales: Sus instalaciones proporcionan todo que un roedor busca; comida, calor y refugio en almacenes, falsos techos, suelos y paredes, etc…

Infestación rápida: Detrás de un roedor vienen muchos más. Si ha encontrado un territorio a su gusto comienza a reproducirse y, por simple cálculo matemático, una rata podría tener hasta 30.000 descendientes en un año.

identificar roedores

Rata de los tejados (Rattus rattus)

Origen: Asia Central

Color: negra grisáceo a negro intenso o marrón.

Tamaño cuerpo y cabeza. Peso: de 16 a 20 cm

Cola: 19 a 25 cm (más larga que cabeza + cuerpo juntos)

Actividad: muy trepadora

Ciclo de vida: madurez entre los 3 y 5 meses. De 7 a 8 camadas anuales con 5-8 individuos/camada.

Excrementos: medianos, hasta 1,5 cm.

Madrigueras: suelen trepar el exterior de árboles. Pocas madrigueras.

Nutrición: omnívora y prefiere frutas y verduras.

 

Rata de cloaca o común (Rattus norvegicus)

Origen: Noruega

Color: marrón, puede tener algunos pelos por la parte inferior amarillentos.

Tamaño cuerpo y cabeza. Peso: 18 a 25 cm. 200-600 gr.

Cola: bicolor. 15 a 20 cm. (no será más larga que cabeza y cuerpo juntos)

Actividad: no trepa

Ciclo de vida: madurez a los 3-5 meses. De 3 a 6 camadas anuales con 7-8 individuos/camada.

Excrementos: grandes, 2 cm y forma de cápsula.

Madrigueras: nivel del suelo, debajo de pisos, alcantarillas, basureros.

Nutrición: omnívora y prefiere cereales.

 

Ratón doméstico (Mus musculus)

Origen: Asia Central

Color: gris terroso y gris claro en el abdomen.

Tamaño cuerpo y cabeza. Peso: 6 ,5 a 9 cm de largo. 12 a 30 gr.

Cola: De 7 a 10 cm y semiplana, casi tan larga como cabeza + cuerpo.

Actividad: trepadora

Ciclo de vida: madurez con un mes y medio. De 7 a 8 camadas anuales y con 4-16 individuos/camada.

Excrementos: pequeños, entre 0,3 y 0,5 cm.

Madrigueras: en paredes, armarios, techos, enseres abandonados.

Nutrición: Omnívora y prefiere el grano.

Medidas de prevención, ¿como puedo evitarlas?

Las necesidades básicas para prosperar de los roedores son alimento, agua y un refugio. Eliminar o reducir la disponibilidad de estos factores mediante una buena práctica sanitaria tendrá un efecto muy positivo en la prevención, reducción o eliminación de poblaciones de ratas y ratones.

Una buena sanidad garantiza éxito en el control de la plaga.

EXTERIORES: primera batalla contra los roedores.

  • No apilar basura fuera de contenedores herméticos o bien cerrados.
  • Eliminar malas hierbas, pasto o vegetación que este en contacto con el edificio.
  • Almacenar materiales y herramientas en lugares con una altura mínima de 45 cm.
  • Cinturón metálico en tubos gruesos o en el tronco de grandes árboles para evitar anidamientos.
  • Sellar aberturas de más de 0,6 cm para evitar entrada de ratones y 1,3 cm para las ratas.
  • Sellar aberturas o huecos alrededor de conductos de servicios (agua, gas, aire acondicionado).
  • Colocar mosquiteras en ventanas.
  • Cubrir con lámina metálica marcos inferiores de puertas que den al exterior.

INTERIORES: muy importante la limpieza

  • Almacenamiento alimentos: en tarimas a 20-30 cm sobre el suelo y a 50 cm de las paredes contiguas.
  • Recoger basura en recipientes manejables, impermeables y herméticos.
  • Sacar la basura al contenedor con regularidad.
  • Alimentar a perros y gatos con la porción indicada. No dejar el alimento sobrante en el plato y limpiar los derrames.
  • Sellar con silicona o mortero grietas en paredes y sitios oscuros.
  • Los tubos de chimeneas o ventilaciones deben protegerse con malla metálica.

¿Como actuamos para controlar ratas y ratones ?

Nuestra prioridad es eliminar la plaga con la máxima seguridad para las personas y el medio ambiente ocasionando las menores molestias. De este modo se utilizarán productos químicos solo cuando sea necesario y le enseñaremos medidas específicas para que la infestación no se vuelva a repetir.

1º. INSPECCIÓN DE INSTALACIONES

Es el primer paso para un buen manejo de la plaga. Buscaremos signos de roedores primero en el exterior y después en el interior. La presencia de vallas o ventanas rotas, grietas en paredes, aberturas alrededor de conductos, etc evidenciará el problema y serán los primeros puntos de corregir. Evitaremos a si su acceso.

2º. HABITOS

Comprobaremos si los hábitos son los adecuados al problema. Recomendaremos, en caso de necesidad, como corregir comportamientos que atraigan a los roedores. De este modo se garantiza la efectividad del sistema de control y el rebrote de la plaga.

3º. EXCLUSIÓN

Consiste en impedir el acceso a las instalaciones. Se recomendarán las medidas exteriores e interiores adecuadas a su situación e infraestructura. Esto se consigue con una buena inspección previa y unos buenos conocimientos aplicados que nuestros técnicos le transmitirán.

4º. CONTROL DE LA POBLACIÓN

La elección del método será específica, se realizará en función del nivel de la infestación, características de las instalaciones, etc. Existen distintos tipos de métodos:

Mecánicos: utilización de trampas de adherencia o trampas de captura múltiple.

Físicos: uso de ultrasonidos puede proteger instalaciones aunque actualmente este método tiene un gran margen de mejora. Cambiamos las condiciones ambientales y los animales huyen.

∙ Biológicos: en desarrollo. Inducción de epidemias o control genético son algunas de las vías de estudio.

Químico: Actualmente están muy desarrollados y enfocados a eliminar roedores  sin riesgo para nuestra salud y la máxima eficacia.

Nuestro Responsable Tecnico elegirá la técnica y el tipo de producto específico para un control eficaz de la plaga en un breve espacio de tiempo